Posted by: Nadia | October 4, 2007

Tardes de lluvia

Hola…

¿Qué hacemos con los niños cuando llueve? Es una pregunta que siempre me he hecho. El año pasado cuando la chiquitina tenía meses todo era más fácil…que llueve, bien! tarde en casa tranquilamente con ella haciendo cositas (las pocas que podía hacer con ella) y a jugar en su mantita de actividades. Pero este invierno tiene 16 meses, corre que no veas, se sube a las sillas y a las mesas, persigue a las gatas, abre cajones, vacía armarios y es un todoterreno destructor que es capaz de destrozar media casa en lo que yo saco un lavavajillas.

La opción de ir al parque lloviendo es imposible, porque luchar para que no se suba en los columpios o se reboce en la arena mojada es más complicado que ir detrás de ella para que no saque todos los tupper del cajón de la cocina…Ir a un centro comercial y dejarla que corra me parece un poco triste…la opción sería ir a casa de algún amigo…o morirnos de aburrimiento en nuestra casa, donde sus juguetes ya no tienen interés ninguno, y además todavía es demasiado pequeña para ver un poquito la tele.

Se admiten sugerencias!


Responses

  1. Hola Nadia!

    Tengo una peque de casi dos añitos y te entiendo perfectamente, comparto tu angustia mirando al cielo😉

    Cuando eso pasa y al salir del cole hay que ir directamente a casa lo primero que hago es intentar cansarla ¡música y baile!. También colaboración en tareas de la casa (sacamos juntas la ropa de la lavadora, ella junta pares de calcetines del mismo, recogemos juntas todo lo que hemos dejado por el medio el día anterior, hacemos camas, recogemos armarios,…!) Desde luego esta colaboración implica que tardarás cuatro veces más en hacer las cosas y que cuando se meta en la cama tendrás que volver a hacerlo todo otra vez ¡deshacen más que hacen lógicamente! Pero a las/los peques les encanta ser mayores!

    Seguimos bailando, Carmela elige a Fito o a Sabina antes que a los Lunnis o BabyMozart, saltamos, hacemos flexiones, el tren, el barco… en fin todo lo que se te ocurra.

    Y después de la tempestad ¡calma!. Es cuando empezamos con plastilina, con pegatinas de animales (esto tiene a Carmela encantada), a pintar (las acuarelas y cartulinas son un invento. Sábana en una esquina de la pared y en el suelo, ropa de batalla y ¡pinceles y colores!, nos descalzamos para pintar con los pies, con las manos…)

    Alargar el baño, lectura ¡y a la cama!

    Aunque tu hija sea pequeña hay algo que te dará seguro 20 minutos de respiro: los capítulos de Baby Einsten. Carmela no ve televisión, pero todos los días antes o después de cenar puede ver un capitulo de animales, juegos música, formas, números… ¡y es superdivertido verlo con ellas!

    En fin, que los inviernos son más duros… pero que cada vez va a tener más autonomía y capacidad de relación y eso te va a permitir ceder parte de angustia, por no saber qué hacer, a favor de disfrutar con ella ¡en nada empezará a demandar sus propias actividades y te contará cuál es ‘su plan’!

    Un besote!
    Arancha

  2. Hola Arantxa,
    Gracias por tus sugerencias…me han venido muy bien. Aunque Narai todavía no puede hacer todas esas cosas que hace tu hija porque es más chiquitina pero puedo aplicarlo a su edad….
    Ella presta atención en las cosas muy poco tiempo todavía así que hay que cambiar de juego todo el rato…pero tomo nota…MUCHAS, MUCHAS GRACIAS!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: